Durante el tercer trimestre hemos puesto en marcha el proyecto “Nuestro patio inclusivo”. La idea surgió a partir de una propuesta de la asociación “Autismo Córdoba”, que aportó un proyecto, a partir del cual hemos desarrollado uno propio, adaptado a la realidad de nuestro colegio.

Por lo tanto, con el proyecto que hemos puesto en marcha, se ha pretendido dar respuesta a la necesidad de un ambiente estructurado y predecible que precisa el alumnado con TEA, dando la opción de jugar a niños/as que, por distintas circunstancias, puedan tener dificultades para relacionarse o presenten conductas socialmente inadecuadas y a su vez se realiza una labor de prevención de posibles situaciones de violencia o acoso escolar.

La labor de diseño y coordinación de los juegos ha sido llevada a cabo por Verónica, la tutora del aula específica para alumnado con TEA del centro y ha contado con la colaboración directa de una alumna de prácticas de Ciencias de la Educación, Isabel y de un alumno de prácticas del ciclo superior de formación profesional de Mediación Comunicativa.

Para el funcionamiento de los juegos, se ha establecido un equipo de voluntariado compuesto por alumnado de 4º, 5º y 6º de Primaria del centro, además de algunos/as maestros/as que se han sumado a la supervisión y dinamización en distintas sesiones.

Los juegos se han diseñado de forma que estén relacionados con los gustos del alumnado que suele tener dificultades para mantener relaciones sociales con sus iguales en el tiempo de recreo.

Es importante agradecer a la asociación “Autismo Córdoba” su colaboración a través del apoyo en juegos, por parte de una de sus terapeutas, Miriam, que ha asistido al colegio en algunas sesiones y ha participado en la dinamización de las actividades.

Aunque el proyecto se ha puesto en marcha de modo experimental, ha servido para establecer una “toma de contacto”, evaluar las fortalezas y establecer las necesidades de mejora, que serán el punto de partida para el próximo curso escolar.