Aunque estas orientaciones se van a facilitar en la reunión de principio de curso, queremos aprovechar esta primera comunicación para señalar algunas recomendaciones que puedan dar respuesta a cuestiones que nos han formulados algunas familias.

El verano es época adecuada para conseguir algunos logros importantes en el proceso evolutivo de las niñas y niños de 3 años.

A) En el desarrollo del lenguaje se puede tener en cuenta:

Evitar el biberón y chupete que causan deformaciones en el paladar y dientes.

No imitar cuando hable mal, aunque pueda hacer gracia.

Valorar positivamente los avances que vaya consiguiendo.

Hay que darle oportunidad de que se exprese, aunque a veces no se le entienda bien. Se puede repetir la palabra correctamente.

 B) En el desarrollo de la inteligencia se puede tener en cuenta:

Facilitar el aprendizaje de conceptos elementales de posición, lugar, tiempo,…

Dedicar algún tiempo para jugar.

Presentarles algunos objetos para que los vayan conociendo y manipulando.

Proporcionarles pautas y rutinas claras, firmes y organizadas.

C) En el desarrollo afectivo- social se puede tener en cuenta:

Es muy importante sentir el afecto que le manifiesta su madre y su padre.

Valorar más el esfuerzo por querer hacer bien las cosas que por los resultados.

Facilitar el contacto con otros niños y niñas.

Mantener firmeza en el cumplimiento de normas que deben ser muy claras.

Normalizar los horarios de comidas, descanso y sueño.

Levantarse con tiempo suficiente para hacer las actividades habituales de aseo o desayuno antes de ir al Colegio.Desarrollo socioafectivo

Retirar los pañales durante el día para ir consiguiendo al final del verano el control de esfínteres cuando vayan a entrar al Colegio.

Llevarlo al inodoro cuando lo pida o en periodos de tiempo determinado.

Procurar iniciar hábitos de autonomía personal para su higiene y para vestirse.

No se debiera dar un premio sin más, a veces hay que explicar que las cosas se hacen porque estamos cumpliendo nuestra obligación. Hay que tener presente que una demostración afectiva siempre será el mejor premio.